Cómo evitar que se enrollen los cables

¿Quien inventó este aparato del demonio? ¿Que ley de la física provoca tanto estrés como la relacionada con los cables que se enrollan? ¡Ufff! A todos nos ha pasado que al ir a utilizar estos aparatos cargados por el demonio casi nos llevamos un ataque de estrés al ver que estaban enredados y tras varios minutos la cosa solo empeoraba.

Pero tranquilo buen hombre, hay solución a los auriculares enredados. Según el tipo de auriculares, recogiéndolos a partir de unos gestos o con la ayuda de unos accesorios podremos transportarlos o simplemente dejarlos sobre la mesilla sin tener que volver a visitar al médico o tomarnos una tila.
Cambia de auriculares

El tipo de auricular, o más bien su cable, también intervienen para evitar los auriculares enrollados. Primero la solución más lógica, ¿como se van a enrollar unos auriculares si no tienen cables? Auriculares Bluetooth.

Podemos encontrar en varias tiendas físicas y online auriculares que no usan cables como el Moto Hint o auriculares normales pero con pequeño cable que solo transmite la información de un auricular a otro.

Quizá te has fijado en que algunos cables, sobretodo en auriculares son planos. Este pequeño detalle ayuda también a que los cables no se enrollen tanto como los cables redondos.
Enrollarlos para evitar el enredo

Otra manera es enrollarlos tu antes de que se enrollen solos y se enreden y puedes hacerlo gracias a algunos simples accesorios o también con gestos de entre los cuales hoy compartimos hoy dos que son rápidos, sencillos y para toda la familia que te ayudarán a que quede todo bonito y ordenado.

Para el primer truco deberás doblar los dedos meñique y pulgar y extender los otros tres, una vez colocada la mano en posición, pon los auriculares en la palma de tu mano y empieza a dar vueltas al cable alrededor de los tres dedos mencionados hasta llevar la mitad del cable aproximadamente, entonces quita dos de los dedos del centro del cable enrollado y utiliza otro para agarrarlo a modo pinza.

Ahora, enrolla el resto del cable alrededor del cable ya enredado para que este no se “expanda” y una vez te quedes sin más cable introduce el conector en donde tenías el dedo y estira un poco. Cuidado de no romperlo.

Continuando con el segundo gesto, esta vez necesitarás estirar los dedos meñique e índice y plegar el resto. Una vez en posición, atrapa con los dedos que has plegado en tu palma los auriculares y enrolla los cables en forma de ocho alrededor de los dos dedos extendidos, un dedo en cada “agujero” del ocho.

Guarda un poco de cable para enrollarlo alrededor del centro del ocho que has formado con los cables para evitar que se desenrollen y el conector colócalo esta vez dentro de este último “rollo” que has hecho lo que evitará que todo se expanda y acabe mal.
Accesorios, pequeños pero ayudan

Además de una simple brida que puedas encontrar en la ferretería de la esquina podemos encontrar simples y pequeños accesorios que te dejan llevar bien ordenados tus auriculares o solucionar tu espíritu manco.

Junto a la brida podemos pensar en otras soluciones más de estar por casa para solucionar el problema como pinzas o cualquier cosa sobre la que enrollar los auriculares.

Si en cambio no tienes nada de ello puedes hacerte con varios accesorios que servirán de organizadores de tus auriculares para que no terminen enredados, como pequeñas “cajas” sobre las que enrollarlos y luego taparlos para evitar que se enreden o se desenrollen. También puedes encontrar figuras, unas más majas que otras, con hendiduras para pasar por ahí los cables. Los tienes de muchas maneras, en forma de pez, una jirafa o un gato.

¿Cual es tu opción?

Son varias opciones las que puedes seguir para acabar con el sufrimiento (o entretenimiento) de desenredar los auriculares como te hemos mostrado en este artículo, pero cada uno verá que prefiere. ¿Utilizar auriculares de cable plano o Bluetooth? ¿Tienes algún accesorio? ¿O prefieres hacerlo tu mismo con un pequeño juego de manos?

Anuncios