La biblioteca digital de Google gana la última batalla judicial

El Tribunal Supremo de los EEUU avaló Google Books, proyecto para digitalizar millones de libros, al rechazar que viole las leyes de derechos de autor. Terminó así un litigio de 10 años

El máximo tribunal estadounidense rechazó sin formular comentarios una petición de la Asociación de Autores de los EEUU para que considerara la apelación contra una decisión adoptada en 2013 por un tribunal federal, vista como un punto de referencia sobre derechos de autor en la era digital.
Sin autorizar directamente al gigante californiano a continuar con su proyecto, la decisión de la SCJ le permite hacerlo, legitimando el precedente veredicto emitido en 2013.
En un caso que ya lleva más de una década, los escritores estiman que Google escanea ilegalmente millones de obras, sin pagar derechos a los autores.
Pero la resolución del juez federal Denny Chin considera que Google Books, herramienta de búsqueda que permite a los usuarios ver extractos de obras, ofrece un “uso justo” regido por la ley estadounidense sobre derechos de autor.
Google Books ofrece información básica, como el autor, la editorial y la fecha de publicación de un libro, pero además incluye en algunos casos enlaces a páginas webs en las que los internautas pueden adquirir el libro o pueden, en caso de que no esté protegido por derechos de autor, leerlo o descargarlo.
Google digitalizó más de 20 millones de libros desde el 2004, cuando llegó a un acuerdo con varias bibliotecas para digitalizar sus colecciones, según documentos de la corte.
La presidenta del Sindicato de Autores, Roxana Robinson, consideró en un comunicado que la decisión del alto tribunal supone una “pérdida colosal” para el mundo de los autores.
“La negación de revisar el caso es una prueba más de que estamos asistiendo a una vasta redistribución de la riqueza del sector creativo al sector tecnológico, no solo con los libros, sino en todo el espectro de las artes”, reflexionó Robinson, una novelista estadounidense.
Anuncios