Siete razones para seguir utilizando Gmail en lugar de Inbox

El correo electrónico es una de las herramientas más importantes del internauta moderno. A pesar del auge de las aplicaciones de mensajería, estas son demasiado informales y no suelen dar la talla para temas más serios. Por ese motivo y muchos más, el correo electrónico siempre seguirá siendo una herramienta informativa y de comunicación excelente.

Hace cosa de año y medio, Google presentó Inbox, un proyecto para revolucionar el correo electrónico tal y como lo conocemos. Tiempo ha pasado ya desde su presentación, y si bien muchos han acogido a Inbox con los brazos abiertos, otros no creen que esta aplicación pueda sustituir a nuestra aplicación de correo tradicional. Hoy os hablaremos sobre las bondades de Gmail sobre Inbox, y por qué no deberíamos cambiar a lo nuevo.

Estas son discutibles nuestras razones para seguir utilizando Gmail en lugar de Inbox.

Las confirmaciones antes de hacer locuras

 

gmail

La primera razón puede parecer un poco absurda, pero en mi opinión es bastante útil. En mi aspecto personal soy una persona pasional e impulsiva en muchos aspectos de mi vida, y con los correos electrónicos sigo ese alocado ritmo de vida. Si borrar correos o responder otros de formas no correctas forman parte de tu estilo de vida, Gmail tiene una opción que Inbox no, y es la de las confirmaciones.

En los ajustes de Gmail podemos marcar para que nos pregunte si realmente queremos responder, eliminar o archivar un correo electrónico. Parecerá una estupidez, pero muchas veces ese simple popup nos hace reflexionar sobre si merece la pena enviar ese correo electrónico lleno de ira (por no hablar de las pulsaciones por error que nos evita).

El widget de Gmail sigue siendo útil

 

gmail widget

 

Quizás una de las mayores decepciones de Inbox como cliente de correo electrónico es que no incluye un widget a la altura. Si observamos los widgets de Inbox es cierto que los podemos utilizar como accesos directos para añadir recordatorios o redactar correos, pero no podemos utilizarlos para ver los correos electrónicos entrantes desde nuestra pantalla de inicio, cosa que con Gmail si que podemos hacer desde hace mucho tiempo.


Inbox de Gmail se renueva para ser mejor gestor de correo


Podemos imprimir los correos con facilidad

 

imprimir gmail

 

¿Alguna vez has recibido un correo electrónico tan importante que no te bastaba con almacenarlo de forma digital, sino que también lo querías en formato físico? ¿Quieres pasar el contenido de un correo electrónico a un formato PDF disponible sin conexión?

Ya sea una carta de amor entrante, la noticia de que hemos superado un examen u oposición o, simplemente, un correo a partir del cual necesitemos anotar una cita, lo cierto es que la función de imprimir solo la echamos en falta cuando realmente la necesitamos. Con Inbox la acabaríamos echando de menos, mientras que con Gmail podrás imprimir tus correos sin dificultad.

Inbox solo funciona con cuentas de Google

 

cuenta de gmail

 

Gmail es una de las mejores aplicaciones de correo electrónico para Android, aunque siempre han existido alternativas muy competentes dispuestas a competir. Durante mucho tiempo, una de las principales bazas de la competencia fue que Gmail solo funcionaba con cuentas de Google mientras que en el resto de clientes podíamos añadir cualquier otra cuenta.

Los tiempos cambian, Gmail ha evolucionado y ya permite tener cuentas de correo que no son de Google. En esta ocasión, la exclusividad con Google esta de parte de Inbox, y si eres de los que utilizan cuentas ajenas a Google solo tienes dos opciones, redirigir tu correo a una cuenta de Google o pasar de Inbox.

Gmail tiene soporte para cuentas de correo PoP3/IMAP y tiene soporte para Exchange, e Inbox no lo tiene.

Desconfiamos de la IA de Google

 

google big data

Inbox pretende revolucionar el correo electrónico. Por medio de una Inteligencia Artificial es capaz de reconocer los correos electrónicos, ordenarlos por prioridad, clasificarlos según el tipo, responder correos electrónicos y de muchas cosas más.

El objetivo de Google para Inbox es ese, hacer del correo electrónico una herramienta inteligente, y todas sus evoluciones van a estar dirigidas hacia ese punto. Esto nos pone en un compromiso frente a la máquina, y es el conflicto de la toma de decisiones. Inbox es racional, pero nosotros somos más arbitrarios. A lo mejor no quiero responder ese correo electrónico hoy, y del mismo modo igual no me hace mucha gracia tener a una IA fisgoneando en mi correo electrónico que es lo que compro o no (aunque Google lo hará con nuestra cuenta de Google usemos Inbox o Gmail).

En mi correo electrónico, soy yo quien quiere tomar las riendas, así de sencillo.

El caos de Inbox frente al orden de Gmail

 

cambiar gmail por inbox

 

Y otra vez la volvemos a tomar con la Inteligencia Artificial de Google. En Inbox todo está ordenado mediante un criterio en el que la “importancia del mensaje” es el factor clave, relegando la fecha de recepción a un segundo lugar.

Este orden tan eficiente choca con nuestra propia lógica temporal, en la que nos sentimos más cómodos ordenando nuestros correos en un orden cronológico. Si eres del tipo de personas que le gusta mantener el caos a su manera, Inbox no es para ti.

Una bandeja de entrada más sencilla es una bandeja de entrada mejor

Esta última razón es otro motivo de peso para continuar con Gmail para aquellos obsesionados con el orden. Inbox no solo ordena nuestro correo de la manera que la aplicación considera más relevante, sino que además también en la pantalla principal nos ofrece información importante sobre el contenido de cada correo. Por ejemplo, si el correo contiene un archivo adjunto nos indicará que existe un archivo adjunto, si contiene imágenes mostrará una previsualización.

Toda esta información adicional hace que leer nuestra bandeja de entrada sea una fuente de distracciones, ya que vemos colorines de mensajes que deberían tener nuestra atención, fotos que nos envían nuestros contactos e información de pedidos que hemos hecho. Al final tus ojos van pasando por la información visual, obviando el texto, simplificando nuestra lectura del correo, no necesariamente a mejor.

Anuncios

Google, no abandones las aplicaciones nativas de Android

apps

Google ya tiene todas las aplicaciones en Google Play. Desde Calendar hasta la app de calculadora, desde la app de teléfono hasta el teclado. Todo empezó hace unos años cuando vimos que varias de las aplicaciones preinstaladas en Android las podíamos descargar también desde la Play Store. No tenía mucho sentido ya que ya las teníamos de base en el móvil, pero el tiempo ha mostrado cuál es su estrategia.

Para que entendáis la diferencia entre aplicaciones nativas de Android y aplicaciones de Google hay que mostrar la diferencia entre AOSP (Android Open Source Project) y “Android stock puro made in Nexus”. Cuando un fabricante como Samsung o LG crea un móvil, lo hace a partir de AOSP. Igual pasa con las ROMs como Cyanogen. Sin embargo de las apps de AOSP a las que muestra Google hay mucha distancia.

Cualquier fabricante Android puede acceder a las aplicaciones de Google pero atrás queda aquel tiempo cuando esas apps eran abiertas y el código estaba disponible para cualquiera.

aosp vs lollipop

Antes, si mejoraba la app de Calendar AOSP podía mejorar Google Calendar pero también Samsung Calendar o HTC Calendar. Ahora solo actualizan Google Calendar y esas mejoras solo son accesibles desde la app oficial del buscador. Si un usuario quiere tener las mejores apps básicas o coge las de Google o las del fabricante de su móvil, pero el trabajo conjunto desaparece.

  • Del marcador de Android al teléfono de Google sincronizado con contactos y con capacidad para bloquear llamadas.
  • De la app de Galería a Google Fotos.
  • De la antigua aplicación de música a Google Play.
  • De la app de SMS básica a Messenger o Hangouts.
  • De email a Gmail.
  • Del navegador estándar basado en Chromium a Chrome.
  • De la cámara a Google Camera.

Muchos usuarios no son conscientes de este sutil cambio que ha ocurrido con el paso de los años. Es normal, todos los fabricantes han personalizado sus propias aplicaciones por lo que las apps nativas de Android han dejado de ser importantes. Todo actor protagonista ya tiene su propia app que es mucho mejor que la de AOSP. Y es una lástima.

Fijaros en esta imagen que nos ofrecía Ron Amadeo. Se compara la antigua app de Música con Google Play. No hay color. Google ha preferido centrarse en mejorar “su” app de música y dejar de lado la app de música libre a la que todos tienen acceso.

music

El cambio es enorme. Google ha hecho un gran trabajando mejorando sus aplicaciones pero ha olvidado y abandonado las apps estándar de AOSP. De hecho, incluso las ROMs que antaño se beneficiaban de estas apps ahora han tenido que buscarse la vida para crear sus propias versiones. De ahí que veamos algunos movimientos como los de Cyanogen al aliarse con Boxer o Microsoft.

Cuando empezamos hace años nos encantaba cambiar de ROMs, probar el trabajo de un cocinero desconocido y probar todo tipo de proyectos que en muchos casos no sabíamos ni siquiera si eran estables. Google es uno de los causantes que esas prácticas estén en desuso.

Sí, ha mejorado la calidad de las aplicaciones pero ha abandonado AOSP a su suerte. Ahora que ya tenemos todas las aplicaciones necesarias en Google Play, ¿quién echa de menos las antiguas apps? ¿En qué momento la comunidad Androide se eclipsó por la lucha entre fabricantes millonarios? ¿Fue liberar Android desde el principio simplemente una estrategia para expandir los servicios de Google?

¿Hemos cedido por completo el control de nuestra vida a Google?

google1

Tu correo electrónico está en Gmail, tus búsquedas pasan por Google, tus fotografías están almacenadas en la nube de Google Fotos, tu propio móvil funciona bajo el sistema operativo Android… salvo honrosas excepciones, nadie escapa al control de Google. Hasta ahí, nada nuevo; lo que quizás no sepas es que Google Now, el asistente personal para móviles y tabletas, tiene acceso a absolutamente toda la información que Google sabe sobre ti. Y cuando decimos toda, es toda.

La prueba más reciente la encontramos en los foros de Reddit, donde en cuestión de horas han corrido ríos de tinta digital al aparecer publicada una entrada de un usuario que, motivado por todos los comandos curiosos de “Ok, Google” que ofrece Google Now, se aventuró a investigar los resultados que la herramienta le ofrecería para algunas preguntas.

Comenzó con un simple “Ok Google, muéstrame algunas de mis fotografías en San Francisco“; bien, “aquí están las fotografías“, le dijo la voz femenina al mismo tiempo que desplegaba un álbum con todas las fotografías del usuario en esa ciudad estadounidense. “Ok Google, muéstrame algunas de mis fotografías en Niza, Francia“; “en base a Gmail”, comienza a relatar la voz femenina, “primero permíteme…” (minuto 00:17 del vídeo).

[…] “permíteme expresar mi más profundo pésame tanto a ti como a tu madre y a tu familia por la pérdida. Tu padre era un gran hombre, algo que estoy seguro que ya sabías“. ¿Cómo? ¿Un robot dando unas condolencias por la pérdida de un ser querido de un usuario?

 

Google Now, ¿la red neuronal de Google?

Para empezar, la respuesta de Google Now del vídeo tiene su explicación. Tal y como podemos leer en la publicación en Reddit que protagoniza esta entrada (la cual, por cierto, en el momento de juntar estas letras acumula más de 3.500 puntos), lo que sale de la robótica voz del asistente es un extracto de un correo electrónico que el protagonista recibió allá por el año 2010, coincidiendo con la pérdida de su familiar.

Bueno, pues misterio resuelto” Hombre, ni tanto, ni tan poco. Si seguimos indagando en la historia, veremos que lo que sale de la boca virtual del asistente es solamente una parte del correo que recibió el protagonista en esas desgraciadas fechas, concretamente se trata del tercer párrafo. ¿Y por qué el asistente elige concretamente ese correo, y no otro? En esta respuesta, el protagonista aclara que su familiar sufrió un accidente precisamente en Niza, Francia.

Ya no es solamente el hecho de que Google Now lea un correo electrónico que resulta estar relacionado con lo que comenzó siendo una búsqueda de unas fotografías (algo que también tiene su miga, pero a estas alturas vamos a darlo por superado), sino que lo escalofriante del asunto es que sea capaz deextraer exactamente el fragmento relacionado con el evento que desgraciadamente vivió en aquel momento el protagonista.

Google Now

¿Google, me escuchas?

Hasta ahora, los asistentes personales (o asistentes de voz) siempre se han visto como una herramienta incómoda, un producto a medio-acabar con el que era necesario comunicarse prácticamente al mismo nivel que lo haríamos teniendo una conversación con un niño que todavía no articula bien las palabras. Ahora, y casi por sorpresa, nos estamos empezando a dar cuenta de que la inteligencia de las máquinas está a punto de dar un salto hacia el futuro.

¿Hacia dónde? Todavía no lo sabemos, pero podemos estar seguros de que no será un movimiento en balde. Los móviles ya no dan tanto dinero, y a falta de saber si todo lo relacionado con la realidad virtual termina de despegar, los grandes fondos de inversión están hambrientos de nuevas revoluciones tecnológicas.

Google Now y los asistentes de voz

A día de hoy, la realidad es que, mientras hacíamos de conejillos de indias con los asistentes de voz, las grandes empresas han estado preparando el terreno de lo que podría ser el futuro de la tecnología de consumo. Y no lo decimos pensando tanto en los asistentes de voz (que también), sino en todo lo relacionado con atender las peticiones del usuario de tú a tú, como si estuviéramos hablando con un amigo de toda la vida.

Dime en qué puerta de embarque está mi vuelo“, “Muéstrame las fotos de mi viaje a París” o “Envía 15 euros a Roberto“. Todo fácil, mascadito y al alcance de cualquier usuario. ¡C***, pero si hasta Amazon quiere que compremos cosas pulsando un simple botoncito (TheVerge.com)!

Si echamos un vistazo al borroso futuro de los asistentes personales, veremos que la balanza está claramente formada por dos extremos: por un lado tenemos Amazon Echo (así como también la alternativa en la que está trabajando Google), y por el otro están los bots inteligentes. ¿Quién ganará, la voz o el texto?

En Google no lo ocultan

Hace tan solamente algunos días, Eric Schmidt dejó caer durante el evento del Google’s Cloud Computing Platform algunas palabras que evidencian que Google no tiene problemas en reconocer que está trabajando en una tecnología que sea capaz de aprender del propio usuario. En idioma anglosajón, este concepto recibe el nombre de “Machine learning“.

Tal y como se hicieron eco en el diario Business Insider, Schmidt afirmó durante su ponencia que “el concepto de programar [en el contexto de escribir lenguajes de programación] está cambiando“, y prosiguió, “en lugar de programar un ordenador, lo que haces es guiar al ordenador para que aprenda algo y así haga lo que tú quieres“.

En el caso concreto de Google Fotos, Schmidt hizo referencia a la aplicación de fotografías en la nube de Google recordando que “[la aplicación] recolecta los datos de las fotografías y es capaz de organizarlas en función de lo que estás haciendo en ellas“. Y es cierto, ya que esta aplicación es capaz de organizar automáticamente las fotografías en función del objeto que aparece en ellas (aunque, eso sí, todavía quedan detalles por pulir).

Llegados a este punto, y en vista de lo complicado que resulta extraer alguna conclusión acerca del impredecible futuro tecnológico que tenemos por delante, lo más razonable es abrir el debate: ¿qué te parece que Google Now tenga acceso a toda la información relacionada con tu cuenta de Google? Independientemente de si ya estabas al corriente de ello o de si lo acabas de descubrir, ¿sientes que Google posee las llaves de tu privacidad? ¿Crees que en algún momento te pidió permiso para hacerse con ellas?

Mirá “en vivo” cuánta plata hacen “Los Grandes” por cada segundo que pasa

Las compañías de tecnología más grandes se cuentan hoy entre las empresas más rentables de cualquier campo. De hecho, tal como detalla el sitio The Next Web, en términos de capitalización en el mercado, Applegrandes, Alphabet (la empresa en que se transformó Google) y Facebook ya dejaron atrás a sus competidores más cercanos: las compañías petroleras.

Cada segundo que pasa, estas majors junto a otro puñado de firmas del sector hacen muchísimo dinero. Por eso al sitio Penny Stocks Lab se le ocurrió un ingenioso sitio que consiste justamente en calcular individualmente y en conjunto, qué cantidad de dólares hacen por cada segundo que pasa desde que uno accede detallado en “ingresos” y “beneficios” (para acceder a la página hacé click en el archivo gif de aquí abajo).


Cliqueá en la imagen para ver la version full [h/t PennyStocksLab].

Como se puede leer abajo, combinadas, todas hacen más de 2.300 dólares por segundo, o más de 140 mil dólares por minuto. Y como no todas las compañías tecnológicas valen lo mismo, el cálculo es que Apple se lleva la mitad de esas ganancias. También se puede ver que Twitter, Pandora o Yelp tienen los números de sus ingresos en rojo, prueba de que les está costando más que al resto monetizarse.

Cinco mitos de la opción “incógnito” de los navegadores en los que no deberías creer

 

buscadpresEn Google Chrome se llama “ventana de incógnito”, en Firefox y en Safari es “ventana privada”, mientras que en Microsoft Edge es “ventana InPrivate”. Todas prometen lo mismo: “olvidar” o no guardar registro de los sitios a los que entrás desde tu dispositivo. Sin embargo, hay un par de cosas que deberías saber de esa supuesta discreción.

 

1.La navegación privada “olvida todo”

Ok, sí funciona cuando no queremos que alguien que comparte nuestra computadora sepa qué hacemos, pero la información del historial sigue estando “bastante” disponible. “El modo de navegación de incógnito solo impide que Chrome guarde tus actividades de visita a sitios web. No impedirá que otras fuentes vean tu actividad de navegación, que incluye lo siguiente: tu proveedor de servicios de Internet; tu empleador (si estás utilizando una computadora del trabajo) y los mismos sitios web que visitas”, avisan en la ayuda de Google. El hecho de que tu provedor de Internet lo sepa hace posible que, por ejemplo, un juez le ordene que entregue los registros de tus actividades en la Web. Además, si estás logueado con tu usuario de Google, Chrome va a “recordar” todos los sitios que visitaste de incógnito.

2.Tus descargas y los favoritos desaparecen al cerrar el navegador

Aunque lo hagas en modo ingógnito, el historial de descargas sí se guarda, al igual que los marcadores de tu navegador y las cookies. Así que, si esos archivos te compromenten (sea con tus seres queridos, tu pareja o incluso tu jefe), acordate que esos rastros sí se guardan.

3.Si oculto mi IP, nada pasará

El hecho de que tu proveedor de Internet mantenga un registro de todas las páginas que visistás incluso en modo incógnito es posible gracias a que lo que no se puede ocultar del todo (tal vez a algunos sitios sí, pero no a tu proveedor) la IP, que es la “dirección” única e irrepetible que cada computadora conectada a Internet tiene. Así, cualquier entidad (gubernamental o no) que consiga tu IP podría rastrear tu actividad, con apenas un par de herramietnas adecuadas.

4.”No tengo nada que ocultar, así que no me preocupa”

Justamente, esa es una de las bases de quienes sostienen que hay que aumentar la vigilancia. Sin embargo, comprometer la privacidad tiene efectos negativos que exceden la actividad ilegal en la web o la vergüenza de que se sepa algo que nos pone en una situación embarazosa. El profesor del leyes, Daniel J. Solove, de la Universidad de Washitngton sostuvo hace un par de años que la falta de pivacidad “expone a las personas ante el posible abuso de su información privada y promueve la intrusión esn sus vidas”. Incluso si alguien no hace nada malo, en una sociedad libre, “esa persona no debería tener que justificar cada acción que un ente del gobierno tal vez vea como sospechosa”. En realidad, uno de los componentes básicos de la libertad es no tener que preocuparse por dar explicaciones todo el tiempo. Según esto, cuanto menos posible es navegar en modo incógnito real, menos libres somos.

5.Los buscadores son neutrales en modo incógnito

No lo son nunca. De hecho, sí guardan un registro de tus búsquedas y buscadores como Google no tienen problema en reconocer que son gigantescas agencias de publicidad que usan tus datos de navegación (aunque no soalmente esos datos) para ganar dinero. Tal vez la opción sean buscadores como DuckDuckGo, que hace especial énfasis en el hecho de que no guarda registro de lo que buscás. Por supuesto, el navegador que uses para acceder a DuckDuckGo sí va a conservar las direcciones a las que llegues desde allí. ¿Qué hacer entonces? Técnicamente, hoy es imposible navegar la Web sin dejar rastros, por lo que la única forma de estar a salvo si nos ponemos paranoicos sería desconectarnos de Internet. Pero ¿quién quiere eso?

COMPARTÍ ESTA NOTA